Menú de páginas
Menú de categorías

Publicado por el 13 Jun, 2017 en Artículos | 0 comentarios

¿Escuela constructivista? Implicaciones

¿Escuela constructivista? Implicaciones

Por Karla Eggers

(Publicado en el Boletín Estrellitas, sep.2015)

 

El constructivismo es una de las principales tendencias de la educación, surge como una contrapropuesta ante la educación tradicional, en la cual los niños tienen un rol pasivo, se les dice qué hacer y cómo hacerlo, el maestro tiene un papel protagónico y la función de la escuela es transmitir conocimientos.

El sistema tradicional se basa en la memorización de conocimientos, que se olvidan con el tiempo porque no son significativos, es decir carecen de importancia para el que aprende y no están vinculados a su realidad.

Photo credit: Victor Björklund via Foter.com / CC BY

En contraste el constructivismo, parte de la idea de que los niños son los protagonistas en el proceso educativo, se les considera como seres capaces de construir su aprendizaje, mediante el descubrimiento, para ello es necesaria la interacción con el medio ambiente, los compañeros, maestros, manipular materiales, experimentar, en fin es necesario que el niño este muy activo en su propio proceso de aprendizaje.
Desde esta postura, el punto de partida de todo aprendizaje son los conocimientos previos, es decir lo que el niño ya sabe sobre el tema y sus intereses son considerados al planear las actividades, por lo que los programas de aprendizaje son flexibles, se van adaptando a los conocimientos y se parte de aquellos temas de interés para los niños.

Photo credit: WellspringCS via Foter.com / CC BY

Algunas de las implicaciones del constructivismo en la práctica, son que los maestros no transmiten los conocimientos, se enfocan en planear actividades con las cuales los alumnos descubran sus propios aprendizajes.
Desde el constructivismo la responsabilidad del alumno sobre su aprendizaje es muy importante, por lo que debe participar activamente y hacerse cargo de sus pertenencias y de la realización de sus actividades, es por ello que estamos dando tanta importancia a que los niños sean los responsables de sus materiales y sus actividades escolares.
La independencia es otro ingrediente esencial en el constructivismo, en la escuela tenemos momentos de trabajo libre en el que los niños eligen lo que van a hacer, con la consiga de realizar un trabajo a la vez, terminarlo y guardar todos los materiales utilizados.

Cuando surgen cuestionamientos en vez de dar respuestas, procuramos guiarlos con preguntas para que ellos mismos encuentren las explicaciones que buscan. Las preguntas son un elemento importante ya que contribuyen a que los niños verbalicen lo que saben sobre algo o que expliquen con sus palabras lo que ocurrió en un momento determinado.


Algunas recomendaciones para aplicar en casa son:

  • Establecer momentos en los que el niño pueda elegir libremente lo que desea hacer (dentro de ciertas opciones y límites).
  • En vez de aprobar o desaprobar lo que hacen podemos preguntar su opinión con la intención de que se formen su propio criterio.
  • Facilitar actividades en las que el niño, experimente, manipule, construya, DESCUBRA.
  • El constructivismo propone una forma de entender el aprendizaje del ser humano. Como un ente CAPAZ de elaborar sus propios conocimientos, así que en vez de decir a nuestros hijos cómo son las cosas, dejemos que las descubran y creen sus propias explicaciones de la realidad.
  • Procurar que los niños se hagan responsables de sus tareas, de cuidar sus materiales realizar comisiones.
  • Observar sus inquietudes e intereses y procurar actividades en las que puedan trabajar en ellas.