Menú de páginas
Menú de categorías

Publicado por el 22 Ago, 2017 en Artículos | 0 comentarios

La importancia del Orden en la primera infancia

La importancia del Orden en la primera infancia

Por:  GM Alicia Gaxiola

 

La palabra Orden tiene su origen en el latín ordo que significa la colocación de las cosas en su lugar correspondiente. También se utiliza para nombrar a la buena disposición de las cosas entre sí.

En el desarrollo humano existen dos tipos de orden: el orden externo, referente a todas las cosas y lugares que nos
rodean, es el espacio en donde nos desplazamos y con el que interactuamos a cada momento y el orden interno,
que se refiere a la estructura mental que nos guía y da lugar a otras estructuras fundamentales como la seguridad y
por consiguiente el desarrollo y maduración del sistema nervioso por su coordinación con el sistema muscular.

Así, el Orden para los pequeñuelos resulta ser de suma importancia. Es el plano de referencia sobre el que se han
de apoyar en la formación de las estructuras cognitivas pues les permite establecer relaciones entre las cosas que
les rodean desarrollando de esta manera seguridad de movimiento, en un ambiente conocido puede orientarse y
transitar, satisfaciendo su necesidad de investigación y conocimiento del mundo circundante y cumplir así con la
misión que a esta edad el crecer implica.

Cuando en el ambiente se presentan circunstancias que obstaculizan el desarrollo normal del orden externo, el orden interno se ve afectado, manifestándose en forma de un temperamento intranquilo, a través de
caprichos, berrinches e incapacidad de concentración.

Demos a nuestros niños la oportunidad de desarrollarse en armonía tanto externa como internamente fomentando
el orden en nuestras casas y con sus pertenencias en sus espacios.

En el desorden generamos confusión en sus incipientes y fascinantes psiques, capacitadas para almacenar  innumerables esquemas de la realidad. Cumplamos con nuestra misión de adultos y facilitémosles el escubrimiento
del mundo y de su propio yo.

Recomendaciones:

  • Asignar un espacio para cada cosa e Inculcar en el niño(a) el hábito de guardar las cosas Siempre en su lugar.
  • Promover que el niño cuide y guarde sus pertenencias escolares, hacer una revisión diaria y si falta algo
    incentivar que lo busque y se haga responsable de llevarlo a casa (Ej. Guardar el suéter en la mochila).
  •  Los lugares para que el niño guarde sus cosas deben ser accesibles para él.
  •  Enseñar al niño cómo ordenar sus cosas, al principio se le acompaña y se va retirando la ayuda, hasta que el
    niño sea capaz de hacerlo por sí mismo.
  •  Dedicar momentos exclusivos para ordenar.
  •  En la escuela los niños tienen la consigna de guardar completo y en su lugar el material que utilizaron, solo
    pueden tomar un material a la vez y hasta que no lo guarden no está permitido que tomen otro. Tienen que
    ordenar su casillero y realizar comisiones para mantener su salón en ORDEN (Ej. limpiar mesas, ordenar
    libros, barrer, limpiar el pizarrón, etc.).