Menú de páginas
Menú de categorías

Publicado por el 26 Sep, 2017 en Artículos | 0 comentarios

Educación Consciente

Educación Consciente

Por: Karla Eggers 

 Les comparto información interesante que tuve la oportunidad de escuchar en la conferencia sobre Límites y Consecuencias que impartió la Maestra Rosa Barocio, la cual nos sirve de referente para tratar eltema de la disciplina en la escuela.

Los estudiosos de la educación actualmente han ubicado principalmente dos estilos para abordar la crianza de los hijos, por un lado están los padres permisivos y por otro los autoritarios. El estilo autoritario es el de antaño, en el que los padres mandaban y los hijos obedecían sin tener voz ni voto, los padres tomaban las decisiones importantes y los niños solo se preocupaban por cosas de niños, los padres recurrirán a castigos, golpes o humillaciones si era necesario, en ello radica su principal crítica.

El estilo permisivo que se vive actualmente, se caracteriza por permitir a los hijos tomar decisiones y por sobreprotegerlos. Este estilo de crianza viene marcado por padres que vivieron situaciones autoritarias como hijos y tienen MIEDO excesivo a lastimar a sus hijos o a que alguien más lo haga.

Ante estos dos extremos ¿cuál es la opción? LA EDUCACIÓN CONSCIENTE, en la que el respeto tiene un lugar esencial los padres respetan a los hijos y de igual forma los hijos deben respetar a los padres. En vez de castigos se habla de consecuencias que no lastimen ni tengan una connotación negativa.
Una consecuencia se debe caracterizar por ser natural, es decir por derivar de la acción del niño y buscar su aprendizaje.

Con las consecuencias se permite a  los niños reparar, cooperar y reponer.

Las consecuencias deben de cumplir con 3 “R”:

Estar Relacionadas con la acción del niño, aquí entra la relación causa efecto.
Ser Respetuosas, al evitar recordatorios constantes, sermones, recompensas, insultos, amenazas, gritos y golpes.
Ser Razonables para las habilidades y edad del niño.Entre los 5 y los 7 años es cuando los niños comienzan a comprender las consecuencias, antes de esto es difícil para ellos, por lo que deben ser consecuencias directas e inmediatas.

Las consecuencias también deben de cumplir con las 3“C”:

Las comunico Calmado, para lo cual los padres deben aprender a controlar su enojo cuando estén dentro de una de esas situaciones que los hacen estallar, es mejor retirarse unos 20 minutos al menos hasta calmarse y si no es posible, respirar, permanecer callado y con las manos atrás. Es importante evitar comentarios como mira lo que me hiciste hacer, ahora si me hiciste enojar. Por tu culpa mira lo que paso. La propuesta desde la educación consciente es empatizar, cuando un niño se enoja, decirle entiendo que estás enojado pero no puedo permitir que por eso golpes a tu hermana. El mensaje es enojarse se vale, lastimar NO.

Las consecuencias se comunican de manera casual, sin carga emocional, Rosa Barocio, recomienda iniciar diciendo: por cierto la consecuencia ante tal comportamiento será esta, sin más.

Las consecuencias se deben comunicar de forma Concisa, con pocas palabras y no se repiten constantemente, hay que confiar en que el niño nos escuchó.
Las consecuencias se deben cumplir, los padres deben ser firmes, sin culpas, sin miedos y dejando de lado la comodidad que a veces nos llama a evitar una situación con nuestros hijos.

Lo que buscamos con las consecuencias es que el niño se responsabilice de sus actos, le damos otra oportunidad para que vuelva a elegir y tome la mejor opción. A veces la consecuencia simplemente es dialogar para sensibilizar al niño sobre lo que ha hecho.
Cuando aplicamos consecuencias enojados se vuelven castigos que buscan venganza, humillar, avergonzar y mostrar el poder del adulto-OJO ESTO ES LO QUE HAY QUE EVITAR- esta parte es la que lastima.

Los hijos que no tienen límites y no viven consecuencias en casa, la van a pasar mal, porque en la vida cotidiana se topan con situaciones en las que no pueden hacer lo que quieren todo el tiempo ni manipular a todo el mundo a su alrededor, así que tarde o temprano se topan con límites y consecuencias, las cuales viven de la manera más difícil, por lo que se recomienda iniciar esto desde casa y facilitar a sus hijos el RESPETAR límites y ser responsables de sus actos.

También es importante reflexionar qué está pasando con los niños, cuando se portan mal, ya que en muchos casos están pidiendo atención, que los vean y tomen en cuenta, de ahí la importancia de la empatía y de la conexión que debemos tener con nuestros hijos para entender de dónde vienen sus comportamientos.

El objetivo de una educación consciente es que los niños empiecen a ser responsables de sus actos, que se den cuenta de su poder de elegir y crear su propia realidad.